Oración milagrosa a San Judas Tadeo

 

¡Oh altísimo apóstol San Judas Tadeo,

Misionero fiel a la doctrina de nuestro Señor Jesucristo

Que con valentía defendiste tu fe contra los herejes

Pregonando la verdad contra viento y marea,

Al punto de ser martirizado,

Como tu fiel devoto te invoco,

Porque conozco de tus prodigiosos favores y milagros

Para que me ayudes y me concedas (diga aquí el problema)

San Judas Tadeo, discípulo fiel de Jesucristo

Acudid pronto a socorrerme,

Necesito que me escuches, que me ampares a mí y a mi familia

Tú eres mi gran esperanza,

Las cosas no me están saliendo bien

mi santo privilegiado intercede ante Jesucristo nuestro Señor

porque con tu milagrosa bendición

confío en que mi camino se despejará y podré ver una luz

en medio de tanta oscuridad,

Sólo así, podré librar esta dura batalla,

Oh Santo Patrón de los desesperados

Atiende mi plegaria que elevo a ti con tanta devoción

Implorándote que me concedas este urgente favor

Te ruego me brindes tu protección y me ayudes a liberarme

 de esta situación que me acongoja.

Amén.

¿Por qué rezarle a San Judas Tadeo?

Hacer oración a San Judas Tadeo es una buena opción, él era hijo de una de las hermanas de la madre de Jesús, por lo que obviamente pertenecía al linaje de Cristo. Fue uno de los integrantes del grupo de los doce apóstoles de Jesucristo, no el Iscariote, Cuando se conforma el grupo de los apóstoles, Jesucristo  lo llamaba por el nombre Tadeo, mientras que algunos evangelistas como San Lucas, lo denominaba Judas de Santhiago.

San Judas Tadeo es un santo de gran popularidad por los innumerables favores concedidos a sus devotos, es venerado por la iglesia católica, ortodoxa, así como también por la iglesia Luterana. Su festividad se lleva a cabo el 28 de Octubre al igual que la de Simón el Cananeo, debido a que fueron martirizados y descuartizados con un juntos a causa de su fe, San Judas con un hacha y Simón fue aserrado.

En cuanto a la imagen de San Judas Tadeo, presenta en la frente una flama, que es la llama, como símbolo de haber recibido el día de Pentecostés al Espíritu Santo y en su pecho porta una medalla con el rostro de Jesús. En la mano lleva la maza, con lo cual se representa el martirio que sufrió este siervo de Cristo. Sobre su túnica blanca tiene un manto de color verde, lo cual simboliza la esperanza que tienen quienes confían en él.

Para rezarle, solo basta realizar nuestra plegaria con mucha fe y confianza y este Santo mártir y apóstol intercederá ante Dios Todopoderoso para socorrernos y protegernos.

San Judas Tadeo es ampliamente conocido como el Patrón de las causas que se consideran perdidas, de los casos desesperados o imposibles, por lo tanto, a él le podemos confiar los problemas que nos aquejan y que se nos hace muy cuesta arriba vislumbrar una solución efectiva para nosotros, pues con su prodigiosa intervención nos asistirá dándole favorable despacho a nuestros apremiantes requerimientos.

A San Judas Tadeo se suele pedir a través de la oración, por asuntos relacionados con el trabajo, por problemas en nuestra relación de pareja, entre otros. Lo importante es no llegar a la desesperación, realiza tu plegaria a San Judas y este piadoso apóstol acudirá en nuestro pronto auxilio en medio de la angustia, para él no hay caso imposible, si le clamamos con fe y reverencia, dará un giro favorable a ese problema que nos preocupa y ocupa, nos consolará dándole sosiego a nuestra alma angustiada y abriendo los caminos que conduzcan a la solución de los mismos.