Oración a San Judas Tadeo para casos difíciles y desesperados

¡Oh Tadeo, Bendito apóstol y mártir de nuestro Señor Jesucristo!,

que fuiste y predicaste el evangelio a toda criatura,

difundiendo la fe entre las personas de los pueblos barbaros,

cumpliendo fielmente con el mandato de nuestro redentor.

En medio de mi urgente necesidad, te invoco con mucha vehemencia,

Santo Patrón de las causas urgentes y desesperadas

A ti, San Judas, que gozas del especial privilegio divino

para que te dignes en atender mi plegaria

y os suplico que no me dejes sólo(a) en tan difícil momento

que aflige mi alma y quebranta mi espíritu,

e intercedas por mí ante nuestro amado Padre celestial

dándole favorable despacho a mi urgente necesidad.

Glorioso San Judas Tadeo, discípulo d Cristo,

 de tus virtudes concédeme:

 La fidelidad y la valentía

para que sea siempre fiel a la doctrina cristiana de Jesucristo

nuestro Salvador y redentor, que vive y reina eternamente

y tenga el coraje de afrontar las situaciones difíciles

que el camino de la vida encontramos y así pueda con tu ayuda

resolver el problema que me perturba (pida aquí el favor)

Glorioso y misericordioso San Judas,

ven y socórreme en tan apremiante necesidad.

¡Que en vano he tratado de resolver por muchos medios!

Protege también a mi familia, a todos mis seres queridos

En ti he puesto toda mi confianza,

Líbranos de toda angustia que nos arrebata la tranquilidad,

Llévate todas mis preocupaciones.

Dame tu consuelo, enjuaga mis lágrimas,

Libérame de temores y lamentos,

Devuelve la tranquilidad a mi angustiado corazón

Te prometo profesar mi fe para fomentar la devoción hacia ti

en señal de gratitud por el favor concebido

Amén

San Judas Tadeo, Patrón de las causas difíciles

San Judas Tadeo desde muy joven fue un fiel servidor de Jesucristo, dejándolo todo por seguirle y fue uno de los integrantes del grupo de los doce apóstoles, como Judas Iscariote también formaba parte del grupo, sencillamente lo llamaban Tadeo, para distinguirlo del otro, el traidor que fue capaz de vender a Jesús de Nazaret entregándoselo a los sacerdotes que lo llevarían al Sanedrín.

Fue misionero y predicó recorriendo a pie largos caminos junto a Simón el cananeo, también conocido como el Zelote el evangelio de Cristo por Judea, Mesopotamia, Libia y Persia a fin de que las almas se convirtieran al cristianismo.

En cuanto al significado de sus nombres, Judas en el idioma hebreo quiere decir: “alabanzas sean dadas a Dios” y el significado de Tadeo, es “valiente para proclamar su fe” y así mismo fue, pues fue martirizado junto al Apóstol San Simón, a causa de proclamar y defender la fe cristiana de los falsos sacerdotes que se querían infiltrar en la iglesia y quienes con su actitud hereje incitaron a que muchas personas se sublevaran en contra de ellos y los torturaron causándole la muerte a ambos, en el caso de San Judas fue decapitado con un hacha y en el caso de San Simón su cuerpo fue aserrado en dos, esto ocurrió en la ciudad de Suamyr, Persia el 28 de octubre del año 70, varios años después de la Ascensión de Jesús, por esto la iglesia católica lo considera el día de la festividad para los dos Santos apóstoles.

Cada día la devoción a San Judas Tadeo se ha ido incrementando y es admirado y aclamado por sus virtudes, entre ellas: la lealtad, la sabiduría, la valentía y la benignidad, siendo conocido como el, difíciles y desesperadas Santo Patrón de las causas imposibles que se tienen como perdidas, el gran protector de quienes son víctimas de maltratos y están en situación de riesgo, en consecuencia, goza de mucho prestigio en el mundo entero, millones de devotos depositan en él toda su confianza y lo invocan dirigiéndole sus plegarias de diversa índole a fin de que él eleve sus urgentes peticiones a la presencia de nuestro amado padre eterno.